Esta sección es para
quienes me preguntan:
¿Cómo lo haces?
¿Cómo viajás sin parar?
¿De qué trabajás?

Consultáme!

La nube – este ente online que co creamos a cada instante – y los millones de modos de interactuar con las tormentas de información que en ella se condensan (posibilitando todo tipo de precipitaciones hasta ahora impensadas) son piezas fundamentales de este nuevo rompecabezas que es mi vida.

Abro esta sección para contarles sobre la nube trampolín: la red que puede tanto catapultar como abrazar nuestras intenciones

A mí Internet me cambió la vida. Pero no una vez; 5, 6, 10 veces… todos los días un poco en realidad y en algunas oportunidades puntuales muchísimo muy rápido. Cada vez que pegué volantazos, saltos o profundas expediciones al centro de mis curiosidades, disconformidades y ganas, alguna herramienta de esta tecnología cyborg (hoy literalmente en la palma la mano); multiplicó y expandió el alcance de mis inquietudes. Como saben, soy nómade digital: viajo por el mundo con mis herramientas de trabajo audiovisual como casi único equipaje. Gracias a las telecomunicaciones peer to peer, puedo trabajar de manera remota para clientes en cualquier geografía. Pero también me gusta trabajar para locales (haciendo trueque por ejemplo) y de esa manera experimentar verdaderos cotidianos transitorios en cada lugar. Este estilo de vida es una tendencia creciente en todo el mundo.

Un mes antes de dar el salto al nomadismo digital abrí este sitio para compartir la inspiracción que sospechaba iba a encontrarme viajando. Luego de ya más de Un año sin invierno, 5 canciones y decenas de posts y sentí que era hora de abrir un espacio para compartir los aprendizajes que forman parte de este camino y que pueden ayudar a otros a emprender el suyo.